[P] Mi Album.

•enero 24, 2012 • Dejar un comentario
Anuncios

Desde la altura

•enero 4, 2012 • Dejar un comentario

Longing for Silence

•febrero 17, 2011 • Dejar un comentario

In search of the silence that went missing in the swamp; I never managed to see it again. I miss it, we couldn’t say goodbye, our last encounter felt rancid.

How to know now if you were the one who made my heart truly beat.

I wish all the strayed would all end up in the same place and that they would at the same time be met by other strayed. I would wish then to get lost under the bed to appear at that place and love you.

Paola Moreira

 

DAMA EMBAJADORA

•enero 27, 2011 • 2 comentarios

“…Escribo porque no puedo impedírmelo, porque siento la necesidad de ello y porque esa es mi única manera de comunicarme con algunos seres, conmigo misma…”

Victoria Ocampo a Revista Sur, 1931.


Este 27 de enero se cumplen 32 años de la muerte de una mujer que ha generado admiración en algunos y desprecio en otros: Ramona Victoria Epifanía Rufina Ocampo, más conocida como Victoria Ocampo. Nació el 7 de abril de 1890, fue una intelectual, escritora, ensayista, cronista, traductora  y editora argentina, criada por institutrices francesas e inglesas. En 1912, se casa con Bernardo de Estrada, pero estando de luna de miel descubre una carta de su esposo hacia su padre que le aseguraba que “los delirios de Victoria por ser actriz desaparecerían cuando quedara embarazada”, hecho que la enfurece y se separa  al poco tiempo. El gran amor de su vida fue  Julián Martínez Estrada, primo de su marido.

A fines de 1920  fue  la primera mujer en obtener un registro de conducir en Argentina. Fue elegida presidente de “Unión de Mujeres Argentinas”, fue la primera mujer miembro de la Academia Argentina de Letras, Directora del Fondo Nacional de las Artes de Argentina, Vicepresidenta Honoraria Internacional del Congreso de los Pen Clubs. Recibió un homenaje por parte de autores franceses por su colaboración a ellos durante la guerra. En 1950 se le concedió el premio de Honor de la SADE y tiempo después, la medalla de oro de la Academia Francesa. A su infinidad de honores, se suma el premio María Moors Cabot de la Universidad de Columbia, el que otorga la Universidad de Visrabharati: doctora en literatura, el honoris causa de la Universidad de Harvard, y la Commander of the Order of the British Empire por la Reina Isabel II de Inglaterra.

En 1951, durante un viaje en  Europa, los peronistas marcan con una cruz la entrada de Villa Ocampo en San Isidro, lo que la designaba como “oligarca disidente”.  En el ’53 fue presa por 28 días en la cárcel del Buen Pastor en San Telmo producto de calumnias hacia ella por ser opositora a Perón.

Presidenta del Directorio del Teatro Colón, en 1933, creó la editorial Sur con el objetivo de divulgar de una mejor manera la literatura, difundir a los más importantes escritores del mundo y promover los talentos locales, como Jorge Luis Borges. El primer libro que se publicó en esta editorial fue Romancero Gitano, de Federico García Lorca. Luego se demostrarán libros de Eduardo Mallea, Juan Carlos Onetti, Alfonso Reyes Ochoa, Horacio Quiroga, Adolfo Bioy Casares, Aldous Huxley, Carl Gustav Jung, Virginia Woolf, Vladimir Nabokov, Jean-Paul Sartre, Jack Kerouac, Albert Camus, etc. Victoria Ocampo, embajadora de la cultura  en el mundo, fundó la Revista SUR, nombre que le sugirió Ortega y Gasset,  y se mantuvo vigente a lo largo de cuatro décadas. Para la década del `50, habían intervenido en su revista: 80 escritores franceses, 55 ingleses, 41 españoles, 15 alemanes, 14 italianos, 11 rusos, 6 suizos, 2 belgas, 182 latinoamericanos y 217 de otras nacionalidades. En enero de 1973, Victoria dona a la UNESCO sus casas de San Isidro (con su mobiliario y sus colecciones) y de Mar del Plata.

El 27 de enero de 1979 a las 9  de la mañana falleció a los casi 89 años de un cáncer en el paladar en su residencia de San Isidro. Jorge Luis Borges, luego del deceso comentó: “En un país y en una época en que las mujeres eran genéricas, ella tuvo el valor de ser un individuo. Estoy agradecido personalmente por todo lo que hizo por mí, pero sobre todo, estoy agradecido como argentino por todo lo que hizo por Argentina”.

 

Paola Moreira

ATILIO

•enero 26, 2011 • Dejar un comentario

Me gustaría tener la certeza de que sí hay un cielo y un Dios que existen. Querría que cuiden a Atilio, que sea un angelito por siempre.

Sin título

•enero 18, 2011 • Dejar un comentario

En cada amanecer, por mi ventana veo asomarse una pequeña y frágil mariposa. Estremeciendo el aire con cada movimiento de sus alas, ese momento es reflejo fiel de cada caricia que me regaló. ¿Cómo no sentirme segura entre sus brazos?.
La persona más querida, el espíritu más anhelado,el cuerpo más deseado, el hombre más amado; es él.

Sin sonrisa, al vacío

•enero 18, 2011 • Dejar un comentario

Cuando las sonrisas se acaben y el suave sonido del viento te abrigue, llorará tu espíritu. Aún así, levántate, siéntete fuerte o por lo menos valiente.

No hace falta ganar, intentarlo sí y si eso falla, pues… las decisiones deben ser tomadas apartando cualquier impulso, adoptando cierta postura y aferrándose a lo que se crea más poderoso que la supervivencia.

Víveme, enséñame, purifícame con tu sonrisa fallida, recuérdame las que no lo fueron dentro de la arraigada tristeza.

Inundada en angustia, otra vez, equilibrándome en la cornisa para no caer en las rocas filosas, esas que quieren mi alma más que a mi carne.

Te amo, lo hago, es inevitable; te amo, con el poder de la humanidad.